Resumen medidas para la eliminación de los paraísos fiscales

De Wiki de toma la plaza
Share/Save/Bookmark
Saltar a: navegación, buscar

EL G-20 DEBE ACORDAR LA ELIMINACIÓN DE LOS PARAÍSOS FISCALES EN SU REUNIÓN EN CANNES EL MES DE NOVIEMBRE

La obtención con justicia de ingresos fiscales suficientes para preservar el Estado social, garantizar la estabilidad financiera y reactivar la economía requiere como primera premisa una acción eficaz contra el fraude fiscal. La eliminación de los paraísos fiscales, como mayor factor coadyuvante del fraude fiscal, es el requisito para que los sistemas tributarios puedan desplegar su potencialidad y por tanto la línea de acción central de los Gobiernos del mundo para atajar un fenómeno que, si resulta grave, por injusto, en épocas de bonanza, ahora puede determinar la pérdida de las conquistas sociales que configuran el Estado del Bienestar y afectar a la propia subsistencia de la mayoría de los ciudadanos. En el resumen informativo facilitado el 10 de agosto de 2011 por el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información a Efectos Fiscales de la OCDE se dice literalmente: “La evasión fiscal y el fraude fiscal amenazan los ingresos de los gobiernos en todo el mundo. En muchos países desarrollados las cantidades ascienden a centenares de miles de millones de euros y los países en vías de desarrollo pierden ingresos fiscales que son vitales como consecuencia del fraude fiscal….” El Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de los Estados Unidos en el informe de 17 de julio de 2008 titulado “Bancos en paraísos fiscales y cumplimiento fiscal en U.S.” indica que: “Cada año los Estados Unidos se estima que pierden 100.000 millones de dólares de ingresos fiscales como consecuencia de abusos fiscales offshore. Estos fondos representan una porción sustancial del gap fiscal anual de los Estados Unidos, que es la diferencia entre lo que los contribuyentes estadounidenses deben y lo que pagan, estimado en 345.000 millones de dólares.” Es posible considerar que el fraude en España, y singularmente el generado con el concurso de países y plazas financieras que no facilitan información tributaria, contribuye de forma muy significativa a la conformación del déficit público.

MEDIDAS PARA LA ELIMINACIÓN DE LOS PARAÍSOS FISCALES

Las iniciativas para la eliminación de los paraísos fiscales deben de tener carácter multilateral y adoptarse mediante acuerdos del G-20 que serán desarrollados y verificados por las Naciones Unidas y su Comité de Expertos en Cooperación Internacional sobre Asuntos Fiscales y por la OCDE y su Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información a Efectos Fiscales.

Los acuerdos del G-20, desarrollados y verificados por la ONU y la OCDE, se plasmarán en las correspondientes decisiones legislativas y administrativas que habrán de adoptar la Unión Europea y cada uno de los Estados, jurisdicciones y territorios del mundo.

La próxima reunión del G-20 los días 3 y 4 de noviembre de 2011 en Cannes, en Francia, constituye el foro adecuado para que se adopten las medidas que a continuación se refieren idóneas para terminar con los paraísos fiscales.


  • PRIMERA MEDIDA. EL G-20 HA DE PROCLAMAR LA PLENA VIGENCIA DE SU DECLARACIÓN DE ABRIL DE 2009: LA ERA DEL SECRETO BANCARIO HA TERMINADO
  • SEGUNDA MEDIDA. EL INTERCAMBIO AUTOMÁTICO DE INFORMACIÓN HA DE SER EL STANDARD DE TRANSPARENCIA A PROMOVER POR EL G-20, LAS NACIONES UNIDAS Y LA OCDE
  • TERCERA MEDIDA. EL G-20 HA DE URGIR A SUIZA PARA QUE ATIENDA YA LOS REQUERIMIENTOS DE LA JUSTICIA Y DE LAS ADMINISTRACIONES TRIBUTARIAS RESPECTO A LA UNIÓN DE BANCOS SUIZOS, EL CREDIT SUISSE Y EL HSBC
  • CUARTA MEDIDA. EL G-20 HA DE EMPLAZAR A TODOS LOS ESTADOS PARA QUE REQUIERAN LA IDENTIDAD DE LOS CLIENTES CON CUENTAS EN LAS MATRICES, FILIALES O SUCURSALES EN EL EXTRANJERO DE LOS BANCOS QUE OPERAN EN SU TERRITORIO
  • QUINTA MEDIDA. EL G-20 HA DE EMPLAZAR AL REINO UNIDO Y ALEMANIA PARA QUE RECONSIDEREN LOS ACUERDOS CON SUIZA DE AGOSTO DE 2011 QUE PERPETÚAN EL SECRETO BANCARIO
  • SEXTA MEDIDA. EL G-20 DEBE DE ACORDAR QUE SE EXIJA A LOS GRUPOS MULTINACIONALES LA RENDICIÓN ANUAL DE UN INFORME FINANCIERO POR CADA UNO DE LOS PAÍSES EN LOS QUE OPERAN SUS FILIALES