Propuestas argumentadas subgrupo Vivienda Sol

De Wiki de toma la plaza
Share/Save/Bookmark
Saltar a: navegación, buscar

1) Reforma de la Ley Hipotecaria y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, estableciendo:

  • Dación en pago para saldar la deuda hipotecaria. Hasta la aprobación de este punto paralización inmediata de los desahucios de personas en situación de precariedad.
  • Un organismo tasador público independiente.
  • Un límite máximo de 20 años para la consecución de un crédito hipotecario, nunca superando el 60 % del valor de tasación.

La dación en pago: Es el acto en virtud del cual una persona que ha suscrito un crédito hipotecario con un banco para la adquisición de una vivienda salda su deuda con la entrega de ese inmueble. El objetivo es evitar que las personas que no puedan pagar la vivienda, es decir, los llamados 'morosos', mantengan su deuda con el banco una vez que han entregado el inmueble. La Ley Hipotecaria vigente contempla que el banco pueda adquirir el bien hipotecado al 50% del valor de tasación, cargando sobre el deudor todos los gastos de tramitación y las costas judiciales. La dación en pago impediría, por un lado, que las personas tengan que seguir pagando una deuda por un bien que ya no tienen y, por otro, que el banco siga obteniendo un beneficio de ese crédito. La paralización de los desahucios tiene como objetivo que las personas que se encuentren en situación precaria puedan permanecer en sus hogares hasta que mejore su situación económica.

Organismo tasador público independiente: El objetivo de este organismo es evitar que las tasadoras actuales, controladas por la banca, fijen el precio de los inmuebles arbitrariamente y en su propio beneficio. Si la tasación de las viviendas la hubieran realizado órganos independientes, no se habrían concedido créditos hipotecarios por encima del valor real de las viviendas y, por consiguiente, no se habrían inflado tanto los precios. Límite máximo de 20 años nunca superando el 60 % del valor de tasación: Hasta ahora los créditos hipotecarios no han hecho más que dilatarse en el tiempo, debido a que los sueldos no han crecido en igual proporción que el precio de la vivienda (18% de subida anual del precio de la vivienda durante varios años). Un límite temporal para la suscripción de un crédito hipotecario habría evitado el aumento del precio de la vivienda, debido a la desproporción entre la renta disponible de las familias y los precios. La imposición de un 40% de la tasación en líquido permitiría que los pisos tardasen más tiempo en venderse y, por lo tanto, se facilitaría la bajada del precio de venta o su salida en alquiler.

2) Creación de un parque de vivienda social en régimen de alquiler a partir del stock de viviendas vacías. Un organismo público independiente catalogará y censará las viviendas vacías para su posterior puesta en uso en función de la renta y situación de cada persona.

Es imprescindible que se cense el número de viviendas vacías que existen en este país para sacar conclusiones habitacionales. Se debería regular la definición de vivienda vacía, en base a criterios como las facturas de consumos, trabajos de campo y revisión de documentos oficiales. Esta medida quiere evitar el acaparamiento de inmuebles para controlar el mercado y mantener así los precios altos. Cuantas más viviendas salgan al mercado de alquiler, mayor será la oferta y menores los precios. Se busca dar alojamiento a las personas según sus necesidades y capacidad económica de una manera rápida y sin construir más viviendas, con lo cual se ahorra tiempo, dinero y recursos.