Finanzas alternativas

De Wiki de toma la plaza
Share/Save/Bookmark
Saltar a: navegación, buscar

PROPUESTA ABIERTA CONSENSUADA nº 25

Apoyar y promover colectivamente alternativas financieras que pongan el crédito al servicio de la economía solidaria y la transformación social.

Con independencia del carácter prioritario de la lucha por la creación de la banca pública es conveniente que los ciudadanos apoyen, o promuevan colectivamente, alternativas para el destino de su dinero. Estas alternativas pueden ser de carácter bancario o no bancarias.

Explicación

La "economía solidaria" pretende incorporar a la gestión de la actividad económica, los valores universales que deben regir la sociedad y las relaciones entre toda la ciudadanía: equidad, justicia, solidaridad social y democracia directa. Y en tanto que una nueva forma de producir, de consumir y de distribuir, se propone como una alternativa viable y sostenible para la satisfacción de las necesidades individuales y globales.

Al igual que se realiza en otros campos, como el caso del consumo responsable o los compromisos ecológicos, los ciudadanos críticos y comprometidos, tenemos que tomar el control sobre el uso financiero de nuestro dinero, tomando conciencia de a quién lo prestamos, o a quién lo confiamos para que a su vez lo pueda prestar.

La gran banca busca los enormes beneficios de las actividades especulativas, funciona con secretismo, y acumula un poder que se demuestra capaz de arrodillar gobiernos. La base inicial de su poder es nuestro dinero, y podemos limitárselo.

Desde el Grupo de Economía Sol entendemos que los recursos económicos no deben financiar actividades que vayan contra el interés social, como industrias armamentísticas o que atenten contra el medio ambiente. Deben orientarse hacia el provecho social, creando empleo digno, emprendimiento cooperativo, apoyando la inserción laboral, proveyendo productos y servicios de utilidad social, impulsando también proyectos de colaboración internacional, iniciativas de comercio justo, consumo responsable y soberanía alimentaria .

Hay ya muchas iniciativas y propuestas no bancarias de este tipo en España. Muchas provienen del movimiento cooperativo, grupos que promueven préstamos solidarios, fondos de préstamo, sistemas de moneda social, cooperativas de seguros éticos.

También en las actividades de servicios bancarios se están impulsando en España alternativas frente a unas entidades financieras cuyo ánimo de lucro está por encima de cualquier otra consideración y han provocado los desmanes que hemos analizado en otras propuestas de este documento,

Estas entidades alternativas deberán funcionar bajo varios principios que creemos necesarios:

  • Transparencia en todos sus niveles de funcionamiento.
  • Participación democrática y construcción desde la base de la sociedad.
  • Que toda la actividad de crédito esté orientada a iniciativas y proyectos de mejora y transformación de la sociedad, mediante evaluación ético-social.
  • Que no contribuya a generar exclusión, sino que apueste por apoyar a quienes construyen una sociedad más justa.
  • Que no tenga ánimo de lucro, situando la viabilidad económica de la entidad como un medio para su continuidad, nunca un fin en sí mismo.
  • Que sea coherente en sus procedimientos y formas de actuar, desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

El apoyo y creación de iniciativas de finanzas de carácter ético y solidario también muestra el camino de lo que debe ser una banca pública bajo control social. Pero no se trata de sustituir, con la aportación personal a estas entidades, lo que consideramos que debe ser eje reivindicativo sobre el conjunto de la banca. Se trata de una acción de coherente compromiso individual en proyectos colectivos que cambian cosas. "